¿Te imaginas vivir en medio de un sonido constante como el de una sirena? Esto es lo que les sucede a los vecinos del edificio Beetham Tower, de 168 metros, situado en Manchester. Este contiene como unas aletas en la parte superior, y los días que hace viento estos paneles propician que se produzca un zumbido que tiene una frecuencia de resonancia de 240 hz y se puede escuchar a varios kilómetros.

Beetham Tower

Con sus 47 plantas, este edificio es, nada más ni nada menos, que el rascacielos más alto de Manchester y el noveno del Reino Unido. A la vez, por eso, es la edificación residencial más alta de todo el país. Las 22 primeras plantas están ocupadas por el Hotel Hilton, la 23 por el restaurante Cloud y las otras por residentes.

Se desconoce si este silbido del edificio se produce por la entrada de aire en las aletas que coronan el rascacielos o más bien por la flexión de estos paneles superiores. La realidad, por eso, es que sus residentes están padeciendo las enormes consecuencias de esta mala construcción.

Desde que se inauguró este edificio en 2006, sus vecinos se han quejado de esta situación. Ese mismo año los constructores ajustaron almohadillas de espuma en los cristales para amortiguar el ruido. Un año después, colocaron elementos de aluminio para tratar de dar rigidez a la coronación del rascacielos. En enero del 2012, se realizaron otros trabajos para intentar acabar con este problema, pero el ruido persiste y sigue la incógnita de cómo acabar con este problema de construcción.

En Gestland Grup somos un equipo de profesionales de la construcción que antes de edificar cualquier infraestructura estudiamos todos los detalles para tratar de evitar cualquier problema acaecido por una mala construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *